Mandos

No hemos encontrado productos que coincidan con la selección.

Los altavoces y pantallas inteligentes para controlar tu hogar solo con tu voz.

Los asistentes inteligentes utilizan un software que se activa mediante comandos de voz a partir de los cuales realizan ciertas acciones. Normalmente se integran en altavoces inteligentes o en pantallas inteligentes de forma que permiten tener una gran calidad de sonido e imagen. Utilizan una gran base de datos, aprendizaje automático e inteligencia artificial para poder ayudarnos en el día a día, y pueden reconocer las voces de más de una persona. Con estos dispositivos, podemos controlar mediante comandos de voz los dispositivos de nuestro Hogar Conectado sin necesidad de usar el teléfono, utilizando la conexión a internet de nuestro hogar.

Puedes poner tu música favorita, encender las luces, programar la calefacción, activar tu alarma, solo con tu voz, entre otras múltiples acciones.

Módulos, enchufes e interruptores inteligentes para gestionar la electricidad.

Con los módulos y enchufes inteligentes, puedes hacer que su hogar sea inteligente y eficiente energéticamente sin mucho esfuerzo. Controlas el consumo de energía de tus dispositivos cotidianos a través del teléfono inteligente o mediante la voz y ahorras dinero. Los podemos instalar en un enchufe tradicional, o bien dentro de un interruptor de pared, de forma que pasaremos a controlar ese enchufe o interruptor usando una app o un asistente de voz. En ese momento no sólo podremos encenderlos y apagarlos, sino que también podremos programarlos temporalmente de diferentes formas y medir el consumo energético en todo momento.


Cómo convertir tus persianas y tus toldos en inteligentes y sus ventajas.

Si ya tenemos nuestras persianas y toldos motorizados, es hora de añadir un módulo wifi para poder controlarlos a distancia desde el móvil o desde un asistente de voz. Podremos automatizar la subida y bajada de la persiana/toldo, podremos programarla, podremos activarla automáticamente simulando presencia, o cuando haga demasiado viento, o cuando la luz solar incida demasiado dentro de nuestra casa, etc.